Chicago Arquitectura

Chicago es la capital de la arquitectura moderna. La ciudad ofrece una vista impresionante con edificios de todo tipo y reuniendo a cada paso una sutil mezcla de Barroco, Art Deco, Neogótico y diseño contemporáneo.

El prestigio arquitectonico de la ciudad debe su fama  un hecho desgraciado: el gran incendio de 1871 . Como en aquellos años la mayoría de los edificios eran de madera, las llamas que el 8 de octubre de 1871 comenzaron a arder un establo, literalmente destruyeron la ciudad ayudadas por el viento.

Este hecho cambio la historia de la ciudad, ya que la gente de Chicago comenzo a contratar a numerosos ingenieros y arquitectos,  que llegaron deseosos de poner en obra nuevos métodos de construcción y concebir edificios que tomaran en cuenta el auge espectacular de una ciudad donde todo estaba por hacerse.

Con el tiempo y el fluir de las ideas, las alturas nacientes se fueron armonizando con la linea del lago Michigan, articulándose de una  manera maravillosa, y poniendo de relieve el espíritu empeñoso de la ciudad.

Gracias a las nuevas técnicas que usaban el acero en las grandes construcciones, los rascacielos de Chicago pronto comenzarían a asombrar al mundo. Daniel Burnham, John Root y Louis Sullivan fueron los personajes más renombrados de la época, los arquitectos de la denominada “Escuela de Chicago” (1875-1910).

La tragedia del incendio fue en realidad una inmejorable oportunidad para realizar una planificación urbana a una escala no realizada hasta entonces. Chicago se convirtió así en sinónimo de las mayores innovaciones arquitectónicas de su época.

Recorrer hoy Chicago es una oportunidad única para los amantes de la arquitectura. Los estilos de los grandes arquitectos, las nuevas ideas puestas en obra en el siglo XX, el contraste entre edificios de diferentes épocas y escuelas, y las alturas de los rascacielos son algunas de las cosas que incluso a quienes habitamos la ciudad no dejan de sorprendernos.

Arquitectura Chicago