El Increíble Teatro de Chicago

El  Teatro de Chicago fue construido en 1921 para presentar las películas mudas y los eventos en vivo de comienzos del siglo pasado.

Su cartel vertical “C-H-I-C-A-G-O” mide cerca de 6 pisos de altura y es uno de los pocos carteles de publicidad de ese tipo que todavía perduran. El cartel y el edificio son tan simbólicos que ambos han sido declarados históricos y protegidos por la ciudad de Chicago.

Su interior es fantástico y deja sin aliento al visitante. Un elegante lobby, una majestuosa escalera central y murales en el cielorraso son algunos de los componentes de este edificio, uno de los más teatros más conocidos de Estados Unidos y el mundo.

Los arquitectos se inspiraron en el edificio del Teatro de la Ópera de París y en la Capilla del Palacio de Versalles. El Teatro de Chicago trae a la memoria el estilo opulento de la arquitectura francesa de aquella época.

Sus primeros 40 años fueron de increíbles espectáculos, pero luego la economía lo fue apagando lentamente hasta que ya no pudo darse el lujo de permanecer abierto y fue cerrado en septiembre de 1985.

Por suerte para nosotros, la Asociación de restauración del Teatro de Chicago -Chicago Theatre Restoration Associates- lo compró al año siguiente con la ayuda de la ciudad de Chicago salvándolo  de la demolición. Dicha asociación llevó a cabo una millonaria remodelación y  el teatro volvió a abrir sus puertas en septiembre de 1986 con la actuación de Frank Sinatra.

2 Comentarios

  1. Precioso teatro! Un lujo para mi visitarlo. Maravillosa su remodelacion.

  2. Espectacular la remodelación es un logro su reapertura y funcionamiento. El arte sobrevive.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here